Home

La necesidad identificada se origina en las diferencias de oportunidades en el acceso a la educación. De esta forma, quienes tienen medios para pagar pueden acceder a una educación de mejor calidad sin ser, necesariamente, las mentes más privilegiadas del país.

Este problema no ha encontrado solución debido a la estructura de sector educativo en Chile. Es decir, para dar educación de calidad a más gente, se necesitan recursos financieros que faciliten el acceso a ella para aquellos niños que no tendrían la posibilidad de otra forma.

El problema de acceso a la educación de calidad en Chile está viviendo diferentes procesos. Principalmente centrados en la calidad y gratuidad de la educación universitaria como en la provisión de educación pre-escolar asequible universalmente. Sin embargo, la mejora en la calidad de la educación escolar y media no ha sido objeto de gran desarrollo. Por el contrario, ha obtenido pésimos resultados en pruebas internacionales. Cuando, precisamente, es durante ese período que se definen las posibilidades de acceso a la educación superior.
En el mundo, la educación de calidad se rige por dos sistemas con dos paradigmas contrapuestos. Uno, à la americana, donde quien puede pagar una educación de calidad y pasando ciertos exámenes de ingreso puede acceder. Otro, à la europea, donde hay un estándar mínimo de educación pública gratuita junto con otras instituciones privadas que cobran por sus servicios educativos diferenciados. La realidad chilena se inscribe más en el primer paradigma debido a que la educación pública y gratuita es de una calidad muy por debajo de los demás actores del sistema.

Sitios de interés:

Cahiers pédagogiques | Edutopia | Grupo Educar | EducarChile